viernes, 20 de febrero de 2009

Olla podrida



La olla podrida es un guiso de la cocina española y conocido desde la cocina medieval. Como es lógico, se consume preferentemente en los meses de invierno o con mal tiempo. Se puede considerar como de la familia de los cocidos.
Actualmente es el plato más representativo de la cocina burgalesa. En especial de Burgos capital y los pueblos de su alrededor
Suele admitirse que el nombre procede de olla poderida: poderida en el sentido de olla de los poderosos, o bien refiriéndose a los ingredientes poderosos que lleva o porque sólo los pudientes podían acercarse a este plato, cuando el pueblo debía conformarse con hierbas del campo y verduras. La e habría desaparecido por procesos de evolución de la lengua, quedando la palabra como podrida:

Alubia canela
Pata adobada
Oreja adobada
Costilla adobada
Panceta adobada
Hueso de jamón
Chorizo fresco
Morcilla de burgos

La víspera dejar las alubias en remojo en agua.
Igualmente dejar en remojo con abundante agua todos los adobados.
Al día siguiente escurrir las alubias y la carne.
Colocar en la olla express las alubias, el hueso de jamón, los adobados y el chorizo.
Añadir agua hasta que alcance más o menos la mitad de la carne.
Cocinar 50 minutos a fuego mímino desde que suba la válvula en la posición 2.
Abrir la olla y comprobar que todo está hecho, si no fuera así sacar lo que estuviera cocido y seguir la cocción de lo que falte.
Cuando esté todo cocido añadir la morcilla, cerrar la olla y dejar que suba la válvula.
Una vez que ha subido apagar el fuego.
Separar la carne por un lado, las alubias por otra y el caldo por otra.
Trocear la carne.
Calentar las alubias con el caldo que consideremos necesario.
En otra cazuela calentar la carne troceada con otro poquito de caldo.

15 comentarios:

CARMEN dijo...

Nunca la he probado, y eso que la he oido muchas veces.
Me llevo tu receta que debe estar buenísima.

besos

Juan dijo...

Marta, un plato contundente donde los haya. menudo festín. Tiene que estar buenísimo.
Saludos

Majes_2008 dijo...

Un plato con fundamento...!!!Y por ahora todavía apetecen estas cosas calentitas...!!!

Bicos.

Manresa dijo...

ostras, no conocia este puchero, es curioso, con las carnes adobadas.....y porque le llamas olla podrida? es por algun motivo?

Machemo dijo...

Menudo título tiene esta receta, y mira que tiene una pinta exquisita.
Con tu permiso me cojo un poquito me encanta las judias.
Besos.

BICHILLO dijo...

Como he visto que algunos no conociais el nombre, he editado la entrada añadiendo una explicación al respecto.
Besitos,

Las recetas de Abunany dijo...

Que recuerdos me trae el nombre de olla podrida , mi padre siempre la hacía en casa y le quedaba riquísima .Es la primera vez que la leo .
Se ve muy rica!!!
Un beso , cuidate .
Nancy

María dijo...

Pues esto de podrido tiene bien poco, rico ricoooooo

Almudena dijo...

Hola Bichillo,desde luego con ese nombre la receta espanta a cualquiera,menos mal que los ingredientes son ligeritos y de esos que a nadie nos gustan precisamente jeje,yo me lo como todo menos la oreja...
Besitos

Vanesuky dijo...

Nunca había oido esto de olla podrida, aunque tiene una pinta increíble que nada tiene que ver con el nombre!!je,je!!

Te ha quedado bien rico y para etos mesecitos de frio viene muy bien!

Un besín.

La Cocina mia dijo...

Esto es una maravilla. Me encantan los guisos y potajes. Son la base de una buena cocina.

Besos

ChRiS dijo...

Buffffff, demasiao pa mi, yo no me se comer esas cosaaaaaaas, jajajaja.

Xitos, se feliz!!

sevimay dijo...

Nunca he probado este guiso con las carnes adobadas, pero me imagino el saborcillo y ya me comia un platico.

cibercuoca dijo...

Qué susto nada más leer el título, jajaja, pero qué interesante cómo deriva el nombre de un plato.Besos

Anónimo dijo...

La probamos en España y ya la hicimos en Argentina (resultó sabrosísima).
Saludos desde www.losenemigosdelavaca.com.ar